BIENVENIDOS

Hola a todos:
He creado este espacio para mostrar la cara amable de mi tierra, esa cara que en la mayoria de las ocasiones es distorcionada por la imagen y las noticias negativas que se transmiten.

Solo pretendo resaltar las cosas bonitas y significativas de nosotros los Colombianos, dejando a un lado lo negativo, olvidando por un momento el drama y acariciando la esperanza de nuestra querida paz tan anhelada por todos. Pese a esto no me ha sorprendido que Colombia ocupe el segundo puesto como pais mas feliz del mundo, esto es muy grande y significativo ya que podemos hacer de lado tanto conflicto para dar paso a la sonrisa que siempre llevamos encima a pesar de todo.

Colombia la llevamos en el alma, en mi caso llevo 9 años viviendo en Italia y España, y ni aun asi puedo evitar suspirar por mi patria, es inevitable ese nudo en la garganta cuando veo o escucho una noticia buena de mi pais o simplemente en medio de un concierto de Shakira o Juanes al grito de VIVA COLOMBIA.

Mi mayor orgullo ser de Cali, la sucursal del cielo, le doy gracias a Dios por haber nacido en esa ciudad maravillosa y sencillamente encantadora, y si los paisas son regionalistas los caleños no nos quedamos atras.

Bueno te invito que disfrutes del contenido y me dejes tu comentario, sugerencia o experiencias como Colombiano, sea que estes alli o en el exterior, y si no eres Colombiano tu opinion es tambien importante.


jueves, 17 de julio de 2008

JOVITA FEIJOO













El 15 de Julio de 1970 uno de los personajes más representativos del Cali Viejo dejó este mundo y pasó a otro donde posiblemente se cumplieron todos los sueños que en vida la catalogaron como una ‘loca’.


Hace 38 años Cali se quedó sin Jovita Feijoo, uno de los seres más pintorescos, cordiales y, sobre todo, más sinceros que la han habitado.
Hace 38 años Cali se quedó sin Jovita Feijoo, uno de los seres más pintorescos, cordiales y, sobre todo, más sinceros que la han habitado.


Muchos caleños la recuerdan porque la conocieron, otros saben de ella porque han oído su historia y aunque otros más jóvenes no tienen ni idea de este personaje, ella aún vive en las calles de Cali, en sus ferias, en sus teatros y en el corazón de muchos de sus ciudadanos.


Un día antes había estado en el estudio de Fernell Franco en su primera y única sesión fotográfica. Al día siguiente debía volver para terminar sus fotos, pero otra cita inesperada se la llevó para siempre. Dicen que Jovita amaneció sin vida la mañana del 15 de Julio de 1970, y que su muerte fue por causas naturales.
Fue velada en una funeraria de la Avenida Vásquez Cobo, la vistieron con un impecable vestido blanco como el que llevaba el día de su primera coronación y sepultaron su cuerpo en la bóveda 411 del Cementerio Central. .


Su entierro fue uno de los más concurridos de Cali. Jovita se iba para siempre y todos los caleños la querían despedir“Fue el más multitudinario de la historia, pues fueron 15 cuadras desde La Ermita hasta el Cementerio Central totalmente llenas de seguidores”, recuerda el artista Diego Pombo, Director del Teatro Salamandra.


60 años atrás, en 1910 llega al mundo Jovita Feijoo. Aunque nació en Bolo Alisal Palmira, llegó a Cali muy joven para hacerse famosa. Todo empezó un día en que Jovita decidió ir a la emisora ‘La Higueronia’ ubicada en la Plaza de Caicedo. Ella quería probar suerte en el programa ‘La hora de los aficionados’ como muchos cantantes amateurs que querían darse a conocer en la ciudad. Y así lo hizo. Con la canción ‘La Campirana’ Jovita hizo su debut en un parque que de ahí en adelante no dejaría de visitar.



Muy pronto empezó a ser admirada por los caleños y un día fue coronada con un vestido blanco a la vista de los transeúntes de la Plaza de Caycedo. Desde ese momento fue llamada la Reina Higueronia.

Jovita ya era un personaje en Cali y poco a poco se iba convirtiendo en un estandarte de alegría, inocencia y bondad. El centro de la ciudad era como su segundo hogar. Mantenía por sus alrededores vestida con prendas estrafalarias, flores sobre su cabello, muchos adornos y con un andar pausado como si fuera una reina de belleza.


Pero además de reina, Jovita también era una persona llena de recuerdos, ilusiones y sueños. Dentro de los objetos que guardaba en su bolso tenía fotografías con la miss universo colombiana Luz Marina Zuluaga o con la actriz mexicana María Félix.

Pero además de reina, Jovita también era una persona llena de recuerdos, ilusiones y sueños. Dentro de los objetos que guardaba en su bolso tenía fotografías con la miss universo colombiana Luz Marina Zuluaga o con la actriz mexicana María Félix.



Mucha gente empezó a tildarla de loca, pero eran más los que sentían cariño y admiración por ella. Las señoras de la alta sociedad le regalaban trajes de noche y elegantes atuendos que ella muy pomposa lucia (así reunió más de 300 vestidos en su ropero). Asistía a las reuniones de familias adineradas de Cali como los Aristizábal, la gente del Peñón, de Santa Teresita y de San Fernando Alto. Nunca le faltó un palco en la Plaza de Toros de Cañaveralejo. Cada 28 de diciembre era la primera candidata en el desfile hoy llamado de Cali Viejo o el Carnaval de Cali. En todos los partidos de los equipos de fútbol caleño estaba presente. Y en su papel de ‘líder del pueblo’ le transmitía al alcalde o gobernador de turno los pedidos o quejas de los caleños. ¡Pa qué más!


Después de ser coronada en plena Plaza de Caicedo, Jovita siempre se creyó reina. Su caminado de pasarela, sus ojos verdes, su contextura delgada, sus 1.68 metros de estatura y su elegancia en cada traje hicieron que la sociedad caleña reafirmara su papel. Todos empezaron a llamarla ‘su majestad’. Los caleños salían a saludarla por donde ella pasaba, la felicitaban y contribuían a que se sintiera reina.




Este rol en el que vivió la mayoría de sus años, hicieron que un grupo de estudiantes de la Universidad del Valle la declararan como reina a inicios de los años 70.
Según el libro "Jovita...o la biografía de las ilusiones" del escritor Javier Tafur González, “los estudiantes de Mecánica acudieron a ella porque no tenían mujeres en su grupo y porque no estaban de acuerdo con que la Universidad del Valle eligiera su reina. Cierto día la vieron púdicamente bañándose en un charco del Río Cali, en Santa Rosa, después del Zoológico Municipal y pensaron que ya tenían candidata”.



Cuando se lo propusieron ella encantada aceptó y eligió sus mejores trajes. “Su presentación en Univalle fue un encuentro de alegría contagiosa. La llevaron de un lado a otro, la mostraron, la aplaudieron y ella no ahorró saludo y sonrisa alguna”. Al final del reinado fue coronada como ‘la reina de la alegría en el Colegio Santa Librada’. Por eso hoy a pocos metros se encuentra ubicada su escultura con una corona, un elegante vestido verde y un ramo de rosas como cetro
Jovita logró ser reina. ¿Pero será que alguna vez pensó que sería reina infinita, que tendría una escultura en su honor, que le pintarían cuadros, que le escribirían libros, que celebrarían sus aniversarios y que seguiría saliendo en los desfiles del 28 de diciembre?




Cuando se lo propusieron ella encantada aceptó y eligió sus mejores trajes. “Su presentación en Univalle fue un encuentro de alegría contagiosa. La llevaron de un lado a otro, la mostraron, la aplaudieron y ella no ahorró saludo y sonrisa alguna”. Al final del reinado fue coronada como ‘la reina de la alegría en el Colegio Santa Librada’. Por eso hoy a pocos metros se encuentra ubicada su escultura con una corona, un elegante vestido verde y un ramo de rosas como cetro
Jovita logró ser reina. ¿Pero será que alguna vez pensó que sería reina infinita, que tendría una escultura en su honor, que le pintarían cuadros, que le escribirían libros, que celebrarían sus aniversarios y que seguiría saliendo en los desfiles del 28 de diciembre?



De pronto todo eso hacía parte de sus ilusiones y sueños. Pero si así no lo fuese, Fernell Franco con sus fotos, Diego Pombo con sus esculturas y pinturas, Javier Tafur González con su libro y otros personajes que la encarnan en los desfiles y celebraciones, se han encargado de mantenerla viva en Cali, en la mente y en los corazones de cada uno de sus habitantes.



Hoy a Jovita no sólo la vemos los 28 de diciembre en medio del Carnaval de la Feria de Cali, también cada vez que pasamos por la quinta con carrera quince. Ahí, en el Parque de los Estudiantes, desde el 31 de diciembre de 2007 se yergue un monumento de 4.10 metros de altura y un pedestal de concreto que mide tres metros.
El monumento fue creado por el Director del Teatro Salamandra, Diego Pombo, quien desde el año 2004 ha venido haciendo trabajos relacionados con Jovita. Hoy su cariño por esta célebre mujer se ve reflejado en diferentes pinturas y en las escultura: Jovita Reina Infinita.
Un beso lo dejó marcado para toda la vida. Por eso hoy le rinde culto a la mujer que considera una reina infinita. Dice que es su eterno enamorado y que después de 38 años de su muerte su magia aún lo tiene obsesionado.
Ver las obras de arte que Diego Pombo le ha hecho a Jovita causa gran inquietud. ¿Por qué rendirle tantos homenajes a este personaje? Cuenta el artista que cuando tenía 13 años todos los días atravesaba la Avenida Colombia. “Una de esas tardes me encontré a Jovita y la ayudé a pasar la calle. Ella me compensó con un beso, que yo conservé todo el día para mostrárselo a mis compañeros de estudio”.


Esa experiencia, haberla conocido personalmente, haber vivido parte del Cali Viejo y documentarse con fotografías de la época, son la base del trabajo artístico y conmemorativo que ha hecho con Jovita.


Desde que el monumento Jovita Reina Infinita está en el Parque de los estudiantes, Diego Pombo programa ahí, junto con su teatro ‘Lunada con Jovita’, un evento mensual lleno de artistas, música, danza y poesía. Esta actividad se hace cada mes y en las noches de luna llena porque según Diego Pombo “son la ocasión para celebrar la locura creativa”.


Este año, en su aniversario número 38, este artista caleño ha preparado una edición especial en pequeño formato (45x12x12cms) de la escultura Jovita Reina Infinita. Los originales, que son 100, han sido elaborados en resina de poliéster sobre una base de madera y pintados a mano con pintura acrílica.



Otra propuesta para mantener viva la memoria de ‘Su majestad’ es hacer una Comparsa Concurso de 100 Jovitas. Ésta se realizaría en el desfile del 28 de diciembre y premiaría a la mejor. Con estas actividades Diego Pombo comprueba lo que dice: “soy el eterno enamorado de Jovita” .


Si Jovita Feijoo ha vivido 38 años más después de su muerte en Cali, merece que viva por siempre en la ciudad donde se hizo famosa, porque si todos los que la conocieron la recuerdan y guardan en su memoria a esa mujer de trajes estrafalarios y grandes ilusiones, es porque realmente vale la pena.